Audi apuesta por la tecnología PHEV hasta la democratización del eléctrico puro

La transición hacia el automóvil cien por cien eléctrico pasa necesariamente por la hibridación, un sistema que permite alta eficiencia, mayor comodidad de utilización y gran independencia. Más del 5% de los clientes de Audi ya optan por esta opción, y la cifra va en aumento.

La marca de los cuatro aros continúa en crecimiento, con más de 981.600 vehículos entregados en todo el mundo en lo que va de año y unos ingresos superiores a los 29.212 millones de euros. En España ya se ha posicionado como la marca Premium más vendida, con el 25,24% de las ventas entre enero y septiembre; su apuesta tecnológica basada en la hibridación está dando sus frutos, pues el mercado se ha multiplicado por 10 en los últimos 5 años en nuestro país y en el mes de septiembre ha representado el 6,5% de las ventas de Audi.

No en vano fue una de las primeras marcas en apostar por los modelos híbridos enchufables con la comercialización del Audi A3 Sportback e-tron en el año 2014. Poco a poco ha ido creciendo la gama de modelos apoyados en la electricidad como medio de propulsión, combinando un motor térmico con otro eléctrico y una batería de iones de litio.

Noticia originalmente publicada en El Economista.